La hipertrofia de cornetes y exceso de mucosidad

Antes de explorar qué es la hipertrofia de cornetes, cómo se produce, cómo afecta a la calidad vida y qué síntomas provoca, entre otras ideas, es necesario aclarar brevemente que son los cornetes y cuáles son sus funciones para llevar un control sobre el exceso de mucosidad.

La hipertrofia de cornetes y exceso de mucosidad

Antes de explorar qué es la hipertrofia de cornetes, cómo se produce, cómo afecta a la calidad vida y qué síntomas provoca, entre otras ideas, es necesario aclarar brevemente que son los cornetes y cuáles son sus funciones para llevar un control sobre el exceso de mucosidad.
Los cornetes son estructuras mucosas y alargadas con base ósea que se encuentran en las paredes de las fosas nasales que forman conductos que drenan los senos paranasales. En cada fosa nasal hay tres cornetes separados por el tabique nasal y trabajan en regular, filtrar, calentar y humidificar el flujo de aire que pasa por la nariz. Cuando los cornetes se irritan, se inflaman y se agrandan, el exceso de mucosidad bloquea las vías respiratorias, ya sea en una o bien ambas fosas nasales, y por tanto dificulta la respiración. A esto se le denomina hipertrofia de cornetes.

La causa de un aumento excesivo del volumen de los cornetes, es decir, la hipertrofia de cornetes es variada, aunque destacan algunas principales:

  • La alergia como la rinitis alérgica.
  • Rinitis no alérgica
  • Procesos alérgicos y catarrales.
  • Cambios en la temperatura o humedad del aire
  • Desviación del tabique nasal.
  • El tabaquismo.
  • Exposición a productos irritantes.

Esta sensación de nariz tapada y exceso de mucosidad genera un impacto significativo en la calidad de vida. Desde dificultar la respiración, afectar al rendimiento de las actividades del día a día, hasta interferir en el necesario descanso nocturno. Además, puede provocar dolor de cabeza, tos seca e insistente, boca seca, disminución del sentido del olfato, ronquidos, etc. Sí que es recomendable para prevenir la hipertrofia de cornetes, eliminar el polvo de casa y mantener limpio tu zona de trabajar, reducir el contacto con animales y evitar el polen.

Aun así, existen diferentes tratamientos para hacer frente a la hipertrofia de cornetes. Entre las soluciones más utilizadas, destacan los tratamientos locales mediante el uso de descongestionantes nasales que pueden devolver la zona afectada a su esta normal.

Los descongestionantes nasales de Afrin® en solo unos minutos alivian temporalmente la congestión nasal y gracias a su compuesto de glicerina, favorecen a la humectación de las paredes de las fosas nasales. A su vez, se pueden utilizar diferentes irrigadores nasales con soluciones salinas que puedan ayudar a limpiar las fosas nasales y favorecer la descongestión nasal y la sensación de nariz tapada. Los antihistamínicos pueden servir de ayuda si la hipertrofia de cornetes está relacionada con la alergia.

Si sufres de congestión nasal crónica, y en casos de que los descongestionantes nasales no hagan su correcto funcionamiento, se puede considerar tratamientos o invasivos o técnicas quirúrgicas con el fin de reducir el tamaño de los cornetes y mejorar la respiración. Para ello es fundamental consultar un médico o especialista y recibir un plan de tratamiento adecuado.