La importancia de la limpieza nasal

Una buena higiene nasal puede ayudar a prevenir infecciones y posibles enfermedades crónicas, pues hay que tener en cuenta que la nariz es un foco preferido para muchas bacterias. Por eso es tan importante una buena limpieza, pero esta debe saber hacerse, en muchos casos creemos que se trata solo de sonarnos la nariz y lo hacemos de manera inadecuada, así que conoceremos cómo se debe hacer una buena higiene nasal.1

El agua y la sal resultan completamente importantes en este proceso, un buen cuidado y limpieza diarias, nos ayudarán a prevenir enfermedades como laringitis, faringitis o enfermedades respiratorias.

Primero debemos tener en cuenta que al sonarnos la nariz esta debe hacerse de manera adecuada, es decir, no se deben tapar los dos orificios al mismo tiempo, primero debemos tapar uno y sonarnos por el que dejamos destapado y viceversa.

Resfriada

Esta acción debe realizarse con las dos fosas nasales.

Por otro lado, debemos saber que un cuidado y buena higiene de las manos también nos podrá mantener a salvo, pues en muchas ocasiones tosemos y solemos taparnos con estas y al dirigirlas nuevamente a nuestra cara estamos llevando bacterias a la nariz, por eso es importante un lavado constante de manos o cuando se tose, tapar con el codo y así evitaremos un cultivo de bacterias.

Además, antes y después del lavado se deben tener las manos limpias, también podemos usar un pañuelo desechable en las mañanas para evitar impurezas y evitar la secreción nasal.

Como realizar una limpieza con agua de mar o solución salina

Para una buena higiene nasal se debe disolver una cucharada de sal en un vaso de agua tibia, llenar una jeringa con esta mezcla, a través de uno de los orificios nasales y con la cabeza hacia los costados, introducir la jeringa y con una presión adecuada aplicar el agua con sal. Realizar dicha acción en los dos orificios, cuando se tiene congestión, realizarlo 3 a 4 veces por día y para limpieza e higiene está bien realizar el procedimiento de manera diaria.2 También puedes utilizar Afrin® que es el indicado para aliviar síntomas de congestión nasal y también para limpieza diaria, este producto contiene agua de mar y se aplica de manera fácil y sencilla (https://www.afrin.com.mx/preguntas-frecuentes)
  1. Agitar bien el frasco
  2. Retire la cubierta y prepare la bomba dosificadora presionando en varias ocasiones
  3. Sostenga la botella con el pulgar en la base y con los dedos índice y medio, mantenga el aplicador
  4. La cabeza debe inclinarse a un costado
  5. Introduzca el aplicador en una fosa, hasta el fondo y aspire profundamente
  6. Aplicar de 1 a 6 atomizaciones al día, según lo requieras.
  7. Finalmente limpie el aplicador después de su uso.
Las limpiezas nasales con agua de mar se consideran como un tratamiento no farmacológico que tiene beneficios más allá de solo higiene, porque alivia la sintomatología (como en el caso de la congestión nasal), además puede ayudar a prevenir y disminuir las complicaciones. Al final siempre debemos tener en cuenta que la limpieza de nuestra nariz es tan importante cómo la limpieza de manos, y debe realizarse de forma diaria y convertirla en algo cotidiano, no es necesario esperar a que tengamos una congestión, pues de hecho, si hacemos esta limpieza de manera recurrente, podemos prevenir este molesto síntoma que a veces termina interviniendo en nuestro día a día.
¿Es alergia o resfriado?

¿Es alergia o resfriado?

La verdad es que pueden ser ambas. Conoce los síntomas de gripe y los síntomas de alergia y aprende cómo puedes obtener el alivio que necesitas.