Rinitis alérgica

La rinitis alérgica, cuando es provocada por el polen de las plantas también es conocida como alergia estacional o la fiebre del heno (aunque actualmente no es un término que se use mucho en estos días), es el nombre que se le da al conjunto de síntomas que se presentan luego de inhalar ciertas sustancias a las que somos alérgicos. La rinitis alérgica resulta en síntomas muy parecidos a los de un resfriado y es causada por alérgenos como el polen, los ácaros del polvo, la caspa de las mascotas, los hongos y el moho.1

Luego de inhalar alguna de estas sustancias, nuestro cuerpo libera ciertos químicos, incluyendo la histamina, que desencadenan los síntomas de alergia asociados con la rinitis alérgica. Los síntomas tienden a afectar mucho la nariz, resultando en alergia nasal. Estos síntomas pueden llegar a ser muy molestos y a interferir con nuestro día a día.

Image

Los síntomas causados por esta reacción alérgica incluyen:1y2

  • Congestión nasal o nariz congestionada
  • Goteo nasal
  • Estornudos
  • Tos
  • Ojos llorosos, rojos y/o con picazón (también conocido como conjuntivitis alérgica)
  • Oídos tapados
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza
  • Ojeras (piel hinchada y de color azul debajo de los ojos)
  • Fatiga e irritabilidad

La rinitis alérgica puede ser hereditaria: las personas con padres que sufren de rinitis alérgica son propensas a también sufrir de ella. Los alérgenos, o las sustancias que desencadenan las alergias, varían de persona en persona, pero incluyen el polen transportado por el aire: el polen de los árboles, los pastos y la ambrosía. El polen de las flores no suele causar rinitis alérgica. 

Otros alérgenos que pueden desencadenar la rinitis alérgica se pueden encontrar en espacios interiores. Estos incluyen los ácaros del polvo, las mascotas (restos de piel y saliva que van dejando los gatos, perros y otros animales, así como restos de su piel), moho, hongos y polen que pudo haber entrado al interior. 

La manera mas efectiva de prevenir los síntomas de rinitis alérgica es tratando de evitar los alérgenos que los causan. Algunas de las medidas que se pueden tomar son limpiar la casa mas efectivamente para reducir el polvo y los ácaros de polvo, utilizar deshumidificadores en la casa, cambiar el lugar donde duermen las mascotas del hogar o controlar el moho en espacios interiores. 


También hay épocas, o días, en que ciertos alérgenos serán mas fáciles o difíciles de encontrar. Los días calientes, secos o con mucho viento suelen tener mas cantidad de polen en el aire mientras que en los días húmedos o lluviosos el polen suele caer al suelo. El polen de los árboles, por ejemplo, es mas común en la primavera mientras que el polen de la ambrosía es más común en otoño. El polen del césped es más frecuente a finales de la primavera y en el verano.

Sin embargo, teniendo en cuenta que los alérgenos empiezan a desencadenar alergias con tan solo inhalarlos de nuestro aire y que algunos de ellos están presentes durante el año completo (como los ácaros del polvo o las mascotas), puede resultar muy difícil evitar los alérgenos causantes de rinitis alérgica completamente. 

En estos casos, la mejor opción es utilizar medicamentos antihistamínicos para aliviar los síntomas de la rinitis alérgica y poder seguir con nuestra vida diaria. Los antihistamínicos tratan los síntomas más comunes de las alergias. Normalmente, se aplican 2 o 3 atomizaciones en cada fosa nasal, cada 12 horas. Afrin® tiene una gama de productos incluyendo una versión para niños, una versión para congestiones severas y una versión con agua de mar. 

Recuerda que ante cualquier duda siempre es mejor consultar a tu médico.

¿Es alergia o resfriado?

¿Es alergia o resfriado?

La verdad es que pueden ser ambas. Conoce los síntomas de gripe y los síntomas de alergia y aprende cómo puedes obtener el alivio que necesitas.